Y tu ¿conoces las normas de higiene visual?


¿No conoces las normas de higiene visual? Seguro que has oído hablar de la higiene bucal… y seguro que la practicas y te lavas los
dientes a menudo. También estoy segura de que has oído más de una vez la palabra ergonomía, y de que, en la medida de lo posible intentas adaptar tu espacio de trabajo habitual de forma que resulte más saludable para tu postura… Pues bien, también existe la higiene visual… y ahora que vamos de cara a un largo curso es importante que insistamos a los niños en su cumplimiento.., a ser posible dando ejemplo!

Hagamos una aclaración, la higiene visual no se refiere a una serie de normas para limpiar los ojos (que también) sino que hace referencia a un concepto más amplio. Las normas de higiene visual son una serie de directrices enfocadas a que utilicemos nuestros ojos de la forma más eficiente y saludable posible.

Están indicadas para todo el mundo, niños y mayores, cada cual debe adaptarlas a su situación particular. El niño al que le gusta jugar con el movil, el estudiante que pasa horas y horas hincando los codos, el adulto serio y profesional que lo da todo durante sus 8 horas de jornada laboral, incluso la abuelita a la que le gusta pasar las tardes cosiendo… todos deben aplicar a su caso las normas de higiene visual.

Algunas de las normas de higiene visual que yo considero más importantes, y más fáciles de cumplir son las siguientes. Por favor, recuerda que esto es un listado de normas teóricas que yo escribo con la intención de que sirvan de guía general para todo el mundo, si tienes alguna duda, o necesidad especifica, no dudes en consultar con tu optometrista de confianza.

1)La iluminación; nunca nunca nunca se debe trabajar en una habitación a oscuras con una única fuente de luz sobre la tarea que estamos realizando. Debe haber una buena iluminación ambiental, y si es posible que sea de luz natural muchísimo mejor. También debe haber una luz enfocando directamente a la tarea que estamos realizando, y esto vale tanto para el ordenador, como para leer, incluso para hacer ganchillo. Si eres diestro coloca esta luz a tu izquierda, si eres zurdo a tu derecha, de esta forma te harás menos sombra con los brazos. Ten en cuenta que los ojos funcionan con luz, si les quitas la luz no funcionan.

2) La postura; para trabajar debemos conservar una postura correcta, espalda recta, pies completamente apoyados en el suelo, piernas dobladas a 90º y brazos cómodos y relajados. No me voy a exceder mucho aquí, seguro que conoces a algún fisioterapeuta que en esto te orientará mucho mejor que yo.

En este punto hago un inciso, hay niños que por mucho que insistamos adoptan unas posturas rarísimas para hacer los deberes y para estar en clase. Con toda nuestra buena intención les insistimos en que adopten una postura correcta, y relacionamos estas malas posturas con pasotismo y falta de interés… En muchas ocasiones estas posturas anómalas delatan problemas de visión que pueden pasar desapercibidos de otra manera.

3) La distancia de trabajo; una buena distancia entre nuestros ojos y la tarea que estamos realizando es igual o superior a nuestros antebrazos, desde el codo hasta los dedos.

4) Los descansos; es recomendable realizar breves periodos de descanso cada 20 minutos aproximadamente. En estos periodos de descanso es recomendable levantarse de la silla, o al menos cambiar de postura. También es muy muy importante que durante estos descansos intentemos fijar la vista en el objeto más lejano que tengamos a nuestro alcance (si es posible mirar a través de la ventana mejor). De este modo conseguimos que nuestros ojos se relajen y descansen.

5) Consciencia de la periferia; hagas lo que hagas intenta ser consciente de las cosas que tengas alrededor, intenta verlas mientras trabajas, aunque no las estés mirando. De esta forma conseguimos ampliar nuestro campo visual, nuestros ojos estarán más relajados y te lo agradecerán al final del día.

6) El parpadeo; este punto es especialmente importante si trabajas con pantallas. Cuando fijamos nuestra vista en un objeto cercano la frecuencia de parpadeo disminuye. El parpadeo es necesario para hidratar los ojos, para mantener sana la superficie ocular, y además son pequeños momentos de relax para nuestros ojos. Acuérdate de parpadear, pon un post-it si lo necesitas… al principio te sentirás raro y quizás ridículo, pero con el tiempo te saldrá solo y lo agradecerás.

7) Con la televisión; haz un compendio de todo lo anterior. Intenta que no sea la única fuente de luz de la habitación (a no ser que estés viendo una peli de terror, en cuyo caso te perdono), parpadea mientras la ves, intenta mantener una postura correcta, y no pongas la tele a menos de 2 metros de ti.

8) Hidratación; beber agua es importante para realizar cualquier tipo de tarea, ayuda al cuerpo a eliminar tóxinas, además ayuda a las conexiones entre las neuronas, mejorando el rendimiento.

Por otro lado, especialmente cuando usamos pantallas, los ojos se secan como consecuencia del esfuerzo y de que se parpadea menos. Si notas que los ojos se te enrojecen o tienes una sensación como de arenilla puedes utilizar lagrima artificial. La lagrima artificial no es ningún medicamento, es como echar vaselina a los labios cuando los tenemos aliados. De todos modos no dudes en consultarlo con tu óptico optometrista, que seguro que te recomendará el tipo de lagrima que más se adapte a tus necesidades.

9) Inclinacion; como norma general, el texto o lo que sea que estemos escribiendo debe adoptar un ángulo de unos 20º (10 cm) respecto al suelo. De este modo favorecemos una mejor postura de ojos y cuello.

10) Salir; el sistema visual humano no está preparado para pasar tantas y tantas horas encerrado entre cuatro paredes y fijo en un punto a 35 cm de distancia. Para el sistema visual nuestro estilo de vida supone un gran esfuerzo, que sin duda terminaremos pagando. Asique hazle un favor y de paso hazte un favor, luz natural, actividad física y espacios abiertos.

Ahora que ya las conoces… ¿estás preparado para seguir las normas de higiene visual?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *