¿Qué hace un optometrista?

La optometría es una profesión sanitaria no médica que estudia el complejo sistema visual humano para prevenir, detectar y solucionar problemas visuales, su objetivo es obtener la máxima eficacia visual, el mayor rendimiento con la menor fatiga.

La optometría trata los problemas generados cuando las habilidades visuales de la persona no son las adecuadas para superar las demandas impuestas por el entorno socio-cultural.

Se ocupa de la relación y de la interacción de los estímulos luminosos con el individuo. Los ojos son los órganos de recepción de los estímulos visuales y vemos a través de ellos, pero solamente comprendemos y aprendemos a través de la visión que es un proceso multisensorial, perceptivo y cognitivo. La visión es la capacidad para procesar la información del entorno, obtener un significado y comprender lo que se ve.

Por eso, además de evaluar el estado refractivo de los ojos, la optometría estudia todos los aspectos relacionados con la visión, como el desarrollo, el aprendizaje, las disfunciones binoculares, hábitos posturales y de distancia de la lectura, iluminación, etc

El optometrista es un profesional sanitario que se encarga de lsistema visual funcionalmente inadecuado. Mide y evalúa el estado refractivo y funcional del sistema visual, con el fin de ayudar a la persona a sacar pleno partido y rendimiento a su visión, ya sea mediante gafas, lentes de contacto, ayudas de baja visión, normas de higiene visual o terapia.

Según la Liga Internacional de Óptica y Optometría, el optometrista es un profesional universitario formado y autorizado legalmente para determinar el estado de salud y la valoración funcional del estado refractivo, acomodativo, motor, sensorial y perceptual del aparato visual.

Las enseñanzas correspondientes capacitan a los titulados para realizar el examen optométrico, prescripción de lentes y adaptación de lentes de contacto y sistemas ópticos, como las ayudas para baja visión. También están capacitados para reconocer y tratar aquellas condiciones que requieran terapia visual o procedimientos preventivos de compensación de anomalías visuales.

Pueden detectar anomalías sistémicas reflejadas en los ojos y, siempre que sea necesario, remitir al paciente al oftalmólogo o profesional sanitario apropiado. No es raro que un optometrista sea el primer contacto en la detección de trastornos sistémicos no sospechados tales como hipertensión, diabetes, problemas de colesterol, enfermedades desmielinizantes o tumores cerebrales.

Un optometrista puede especializarse en diversos campos, como la refracción, adaptación de lentes de contacto, visión infantil, visión geriátrica, baja visión, visión en el trabajo y visión deportiva, así como en el tallado y montaje de lentes, o en el suministro, verificación y control de los medios adecuados para la prevención, detección, protección, compensación y mejora de la visión.

Un comentario:

  1. Pingback: Tratar la ambliopía. Vida más allá del parche – tuterapiavisual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *