Lee mal… ¿será un problema de visión?

Un niño que lee mal, pesadilla para sus padres, sus profesores y el propio niño. Unos niños enseguida arrancan a leer, parece que apenas les ha costado esfuerzo, a otros les cuesta un poquito más pero no tardan en conseguir aprender, para otros es una especie de tortura… En el caso de estos últimos, ¿has pensado que la visión pueda ser la causante del problema?

Una buena lectura es básica para que haya un buen aprendizaje, si le cuesta leer le va a costar estudiar la lección, o entender el enunciado de un ejercicio. Son muchos los niños a los que les cuesta aprender a leer bien, algunos incluso no lo consiguen nunca. Por otro lado la costumbre de que los niños lean en voz alta en clase puede generar estrés y baja autoestima a aquellos niños a los que les cuesta más.

Para que un niño pueda aprender a leer con la gracia, soltura y comprensión que los mayores deseamos debe estar maduro a nivel cerebral y cognitivo, todas las partes del cerebro deben estar bien conectadas entre ellas, y debe tener una buena visión.

Recordemos que una buena visión no es solo ver con nitidez de lejos, que es lo que se evalúa de forma exclusiva en algunas evaluaciones visuales.  Una buena visión implica una buena coordinación entre los dos ojos, buenos movimientos oculares y una buena acomodación (el sistema de enfoque del ojo). Además el cerebro debe ser capaz de interpretar correctamente la información que recibe desde los ojos.

En la lectura todas las habilidades visuales son especialmente necesarias. Deben funcionar con perfecta precisión y de forma automática para que la lectura pueda tener gracia y salero. Además a la persona no le puede costar excesivo trabajo poner en juego estas habilidades, si necesita toda su atención para controlar su visión no podrá concentrarse en comprender lo que lee.

La acomodación es necesaria para mantener nítidas las letras del texto durante toda la lectura. Si la acomodación es insuficiente o inestable durante la lectura se producirán momentos de borrosidad ocasionales. También puede ocurrir que el esfuerzo necesario para mantener la acomodación genere un cansancio excesivo asociado a la lectura.

La motilidad ocular suele madurar entre los 6 y los 8 años, es necesaria para que podamos movernos con soltura y agilidad por el texto. Si falla puede ocurrir que nos cambiemos de línea a media lectura, que nos saltemos líneas o palabras o incluso que las repitamos. Muchos niños con problemas de motilidad ocular necesitan ayudarse de los dedos para seguir la lectura lo que los hace más lentos.

Las vergencias nos permiten mantener a los dos ojos coordinados mirando al texto. Si fallan las letras pueden “oscilar”, “temblar”, “moverse” o incluso verse dobles. Las disfunciones binoculares asociadas a las vergencias son muy incómodas en cuanto a leer se refiere.

Si el niño tiene sin corregir un pequeño defecto refractivo, ya sea hipermetropía o astigmatismo, puede ver afectada su visión de cerca, sobre todo en lo que se refiere a comodidad. En concreto, los hipermétropes pueden tener mejor agudeza visual de lejos que de cerca. Si la visión de cerca está afectada también lo estará la lectura.

Los niños con ambliopía y estrabismo, pueden tener más dificultades, ya los dos ojos no se coordinan correctamente, en el cerebro la información de los dos ojos no se combina correctamente.

Además los niños zurdos o con cruces laterales, que tiene un ojo izquierdo dominante, pueden tardar más en aprender a leer, puesto que el movimiento de barrido natural del ojo izquierdo es de derecha a izquierda, mientras que la lectura en nuestra cultura se realiza de izquierda a derecha.

La respuesta clásica cuando nos enfrentamos a un problema de lectura es obligar al niño a leer más… y casi nunca funciona. ¿Por qué no le realizas una revisión visual completa? Quizás tiene alguna disfunción en su visión, que una vez tratada puede ayudarle a mejorar..

Un comentario:

  1. Pingback: ¿por qué le cuesta la lectura? - tuterapiavisual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *