La terapia visual te interesa si…

Soy óptico optometrista y, entre otras cosas, me dedico a hacer terapia visual, ¿qué significa esto? Significa que soy la persona que te puede ayudar si te encuentras en alguna de las siguientes situaciones:

  • Si quieres (y deberíais querer) realizar evaluaciones visuales periódicas en bebés niños y adolescentes,  por aquello de la detección precoz de difunciones visuales.
  • Si a tu peque le  han diagnosticado un estrabismo.
  • Si le han diagnosticado ambliopía u ojo vago.
  • Si le han diagnosticado las dos cosas.
  • Si hay problemas de eficacia en el colegio, o con las tareas.
  • Si no hay problemas en el colegio, aún, pero piensas que hay tareas en las que tu infante no avanza como debería.
  • Si la lectura le resulta una tortura, se pierde, no entiende lo que lee, es incapaz de resumirlo, se salta palabras, se inventa palabras…
  • Si sus libretas son un batiburrillo total, renglones torcidos, cero organización del espacio, mala caligrafía, mal agarre del lápiz…
  • Si observamos posturas anómalas al ver la tele, o al estudiar, se arrima mucho, se tuerce, gira la cabeza, guiña un ojo.
  • Si todos los dias llega del colegio con un dolor de cabeza que nos impide hacer los deberes… dolor de cabeza que desaparece el fin de semana.
  • Si todos los dias llegas del trabaja con los ojos o la cabeza haciéndote chiribitas.
  • Si cuando sales de casa para ir a trabajar ves estupendamente bien pero al volver por la tarde ya no ves tan bien.
  • Si has tenido un ictus o has tenido una lesión cerebral (postquirurgica por ejemplo), que te haya dejado como secuela visión doble. OJO, nuestro trabajo aquí no es con la lesión en si, sencillamente conocemos técnicas y tratamientos que pueden hacer mejorar, en algunos casos, desaparecer la visión doble.
  • Si vas a ver una película en 3D  y a todos tus acompañantes les parece alucinante pero a ti no te parece para tanto y además te da dolor de cabeza.


En cualquiera de estas situaciones es necesario hacer una evaluación visual
completa, que no se quede sólo en la agudeza visual y en la refracción sino que evalúe todas las habilidades visuales, incluidas las de percepción.

Sólo tras hacer un examen de este tipo se podrá determinar cuál es el estado real del sistema visual y cuál es la propuesta de tratamiento más indicada para cada caso, ya sean gafas, lentes de contacto, terapia visual o un conjunto de todas ellas.

No lo dudes, consulta sin compromiso, que la dieta habitual  de los optometristas no entran los pacientes… yo por lo menos todavía no me he comido a ninguno!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *