A veces, la acomodación es una inflexible

La inflexibilidad acomodativa se caracteriza por un potencial acomodativo normal, pero con dificultades para cambiar el punto de enfoque manteniendo la nitidez. El paciente no es capaz de cambiar el enfoque con la agilidad necesaria. Incluso en ocasiones, entre cambio y cambio, se producen intervalos de visión borrosa.

En niños provoca, por ejemplo, problemas para cambiar la vista del libro a la pizarra o viceversa, porque tras cada cambio hay que esperar durante un tiempo para conseguir ver nítido.

El síntoma principal es la queja de visión borrosa en alguna distancia o en las dos, y el dolor de cabeza a causa del esfuerzo. También es muy común que haya problemas de rendimiento escolar, porque debido al esfuerzo que tiene que realizar el niño para cambiar de enfoque puede perder el ritmo de la clase, o puede llegar un momento que sencillamente decida que no vuelve a intentar cambiar el enfoque, con lo cual solo queda mirar por la ventana, hacer dibujitos en la libreta o molestar al niño de delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *